lunes, 4 de mayo de 2009

LA PORCINA (AHN1N1)


La gripe porcina es una enfermedad respiratoria de los cerdos, causada por el virus de la gripe tipo A. La forma de transmisión de la gripe del cerdo al ser humano es por contacto directo con estos animales. La transmisión entre humanos se da de la misma manera que la gripe común, la cual pasa principalmente de persona a persona, cuando un individuo con gripe tose o estornuda. El virus no se transmite por consumir carne de cerdo ni productos derivados del mismo.

Entre los síntomas principales están: malestar general, fiebre, síntomas respiratorios, como tos, estornudos, secreción nasal y algunas veces puede acompañarse de falta apetito y/o diarrea.

El diagnóstico de la gripe porcina se logra de una muestra obtenida del aparato respiratorio entre los primeros 4 a 5 días de la infección (que es cuando una persona infectada tiene más probabilidad de estar contagiando el virus). Sin embargo, algunas personas, especialmente los niños, pueden diseminar el virus durante 10 días o más.

En cuanto al tratamiento, hay que decir ante todo que no hay ninguna vacuna disponible. Antivirales para el tratamiento y/o prevención de la infección son: el oseltamivir y el zanamivir. Estos antivirales pueden hacer la enfermedad más leve y la recuperación más rápida, además de prevenir las complicaciones de la gripe, que pueden ser serias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada